Cómo utilizar el ecualizador para Windows

Seguramente, muchos de vosotros llevéis años utilizando Windows y no os hayáis dado cuenta de que tiene un ecualizador. Probablemente, muchos de vosotros no sepáis si quiera lo que es un ecualizador. Un ecualizador sirve para modificar el volumen de la música o sonido que se está reproduciendo en frecuencias de la señal que procesa, consiguiendo distintos volúmenes para cada frecuencia.

Utilizando el ecualizador para Windows

Ahora que sabemos qué es un ecualizador, vamos a ver paso a paso cómo abrir el ecualizador para Windows y cómo utilizarlo.

1. Abre el Reproductor de Windows Media. Para ello, puedes buscarlo en el menú de inicio, en “todos los programas”, o bien, probablemente, aparezca directamente al abrir una canción o un audio. Si estás en la biblioteca del Reproductor, cambia al modo “reproducción en curso”. Os debe aparecer esto:

Reproductor de Windows Media

2. Pincha con el botón izquierdo del ratón en el Reproductor. Aparecerá un menú. Pasa el puntero del ratón por “mejoras” y pincha en “Ecualizador gráfico”. Te debe aparecer esto:

Ecualizador para Windows

3. Enciéndelo y disfruta. Si está apagado, dale a “Encender” y podrás mover las distintas barras a tu antojo para modificar el sonido. Siempre puedes volver a la situación inicial pinchando en “Restablecer”. Si pinchas en “Predeterminado”, aparecerán varias opciones predeterminadas como rock, folk, jazz, pop, etc. que modificarán automáticamente el sonido para asemejarlo a la opción seleccionada. Además, si pinchas en las flechas que hay a la derecha de donde pone “Ecualizador gráfico”, podrás ver otras opciones como puede ser la velocidad de reproducción o el modo silencioso.

Alternativa para abrir el ecualizador para Windows

1. Pincha en el símbolo del altavoz. Este símbolo se encuentra en la esquina inferior derecha de la pantalla del ordenador, a la izquierda de la fecha y la hora. Saldrá una barra que permite modificar el volumen del audio. Arriba del todo verás el dibujo de un altavoz, pincha en él para que te aparezca el siguiente menú:

Ecualizador de Windows

2. Pon el ecualizador. Para poner el ecualizador, pincha en la pestaña de “Mejoras”, señala la opción “Modo Inmediato” y “Ecualizador”. Más abajo, en configuración, verás una barra que pone “Predefinir”. Ábrela para seleccionar las opciones predeterminadas antes mencionadas del ecualizador para Windows.

3. Aprovéchalo al máximo. Verás que además de la opción de “Ecualizador” existen más opciones que pueden darle a los audios efectos divertidos y curiosos:

  • Entorno: simula diferentes entornos de reproducción, como una cueva, un salón, un baño, un bosque, bajo el agua, y muchos más.
  • Cancelación de voz: anula la voz de las canciones para simular un karaoke.
  • Cambio tonal: permite variar el tono de reproducción. Te divertirás escuchando las voces agudas cual pitufo o en graves cual demonio.
  • Envolvente virtual: permite codificar el audio envolvente y transferirlo como salida estéreo a los receptores con descodificador de matriz.
  • Ecualización de sonido: reduce las diferencias del volumen percibido.

Espero que ahora disfrutéis más de vuestras reproducciones con el ecualizador para Windows. Contad vuestra experiencia en los comentarios cuando lo probéis.